07 oct.

Sobre el miedo y la supervivencia: el viaje del héroe

No sabemos quién somos, ni de dónde venimos ni a dónde vamos. La ignorancia y la incertidumbre nos atemorizan; la Naturaleza nos amenaza. Comemos y nos reproducimos, como las plantas; además, tenemos el don de la movilidad como muchos otros animales.

Pero lo que nos hace únicos, dicen, es un raciocinio complejo ligado al don de la palabra y, a diferencia del resto de los seres vivos, necesitamos respuestas a nuestros temores y soluciones a nuestras frustraciones.

La cultura del miedo

En un intento de comprender lo que nos rodea, nuestros ancestros crearon unas historias a las que llamamos mitos. Cada cultura tiene su mitología y todas ellas pretenden explicar el origen del universo, la creación del hombre y las manifestaciones de la Naturaleza de nuestro planeta. Todas las culturas construyen seres superiores atemporales que crean el mundo, controlan la Naturaleza y condicionan la vida humana, a quienes hay que respetar orando o haciendo sacrificios para obtener su favor o su perdón.

Cada civilización tiene su lugar de culto llámese iglesia, mezquita o Partenón. Y el objetivo último de esos mitos son consolar a la especie y darle respuestas a sus temores más profundos: ¿de dónde venimos?, ¿qué hay después de la muerte?.

La mitología es la base de las religiones y de ella se heredan historias y personajes que se transfiguran pero que, de alguna forma, guardan la esencia del mito. Háblese de Hércules, de Jesús o de Superman, encontramos historias que hablan de valores y se forman arquetipos que la sociedad asimila y que se transmiten generación a generación.

Blog_HerosJourney

El viaje del héroe

Así pues, queramos o no, estamos “contaminados” por una especie de inconsciente colectivo, como lo definiría el filósofo Carl Jung, es decir, unos patrones conductuales que se forjan con arquetipos en el seno de las sociedades. Estos arquetipos suelen ser universales en todas las culturas y conjugan el amor, la heroicidad, el mal, la redención y todo aquello que conmueve al ser humano –porque comulga con el héroe a través de la empatía- y que lo catapulta hacia la búsqueda de su lugar en el mundo. Estos arquetipos se expresan, por ejemplo, en el ideal heroico porque el héroe es el paso intermedio entre el hombre común y la divinidad.

Los mitos, como base de nuestra civilización, han sido las estructuras sobre las que se ha afianzado todo el sistema cultural, ideológico y social que ha ido evolucionando a lo largo de los siglos, pero cuyo legado ha permanecido hasta nuestros días”, se dice en: http://www.alonsoquijano.org/esferas/marco1/paginas%20word/newpon.htm

Resumiendo, buscamos soluciones a nuestras debilidades a través de ejemplos de superación representados por héroes que son siempre los mismos porque, en realidad, la historia siempre se repite: hay un héroe, una meta y adversidades que el héroe supera. Fin. Sin embargo, esos héroes y sus acciones, se matizan en función de una sociedad determinada.

Razón vs. Instinto

Mitos, cuentos y leyendas han abastecido el imaginario popular durante siglos y aún hoy lo siguen haciendo a través de medios audiovisuales como el cine o la televisión.

No importa si eres blanco, negro o amarillo. Todo ser humano, como todo animal, tiene miedo. Sin embargo, somos cualitativamente diferentes. El animal al no gozar de raciocinio complejo es más susceptible a un instinto animal que ayuda en su supervivencia. Los animales son más hábiles en presentir y escapar a las catástrofes naturales, por ejemplo.

Ante un incendio, un animal corre en la dirección correcta mientras un humano quizás divagaría hacia donde ir y moriría en el incendio. En pro de nuestro raciocinio complejo parte de nuestro instinto animal asociado a la supervivencia ha quedado relegado. Hoy día, el instinto de supervivencia de un occidental medio es pagar las facturas a final de mes…

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *