26 nov.

Porque una imagen NO vale más que mil palabras

Si de golpe y porrazo encontramos una tribu del amazonas que nunca en su vida habían visto un americano y el americano le enseña una fotografía de las dos torres gemelas ardiendo… ¿qué puede pasar?


Puede que el americano se conmueva al mirar la fotografía y recordar la tragedia pero el nativo, que desconoce qué son esas dos extrañísimas montañas ardiendo, no podrá comprender la dimensión del acontecimiento.


Para ese nativo, esa imagen no tiene el mismo valor o sentimiento que para el americano porqué tienen diferentes formas de ver el mundo y han vivido en realidades paralelas hasta que se han encontrado…En el mundo hay muchos mundos…Y en el suyo no existe el WTC o EEUU.

Esta reflexión no es mía, yo solo recojo lo cosechado, como el sabio de “La vida es sueño”: la saqué de un libro que me pareció sumamente interesante cuando lo leí hace años, “Una imatge no val més que mil paraules” de Jesús Tusón Valls. 

Pero coincido en que las imágenes son símbolos contextuales que para ser entendidos deben ser reconocidos. 

En ese reconocimiento, convergen o divergen culturas y tradiciones de pensamiento, ideologías, religiones y otros sistemas imaginables. 

 

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *