14 des.

La Odisea de Woody Allen_ 4.6 Análisis. De la presidencia a la consumación del matrimonio

Fielding no elige ser presidente, pero con la persuasión de unos rebeldes accede al cargo. Sin embargo, la revolución necesita dinero para llevarse a cabo y decide disfrazarse e ir a los Estados Unidos a por ayudas económicas. Debe ocultar su identidad y se disfraza con una barba larga[1].

Una vez allí, haciendo gala de su prudencia, Mellish, que asiste a una convención para recaudar fondos, inicia su discurso con un chiste de mal gusto. Es decir, que el arte de la oratoria y la adecuación a las situaciones no son características propias de un antihéroe como Mellish.

Los servicios de inteligencia americanos identifican a Mellish como un conspirador comunista y es detenido y juzgado. El juicio es sumamente cómico. Solo basta recordar que Mellish se defiende a sí mismo de las acusaciones y acaba por ser culpable de doce delitos de alta traición, aunque la pena se conmuta con tan solo cambiar de barrio.

Blog_Bananas4.6_Llit

Finalmente, Mellish se reencuentra con Nancy y se casan. En la noche de bodas vuelven a aparecer en escena los reporteros del principio de la película:

-Buenas noches, aquí el programa de Deportes Mundiales desde el Hotel    Manhatan para ofrecerles un espacio televisado en directo sobre la noche de bodas de Fielding Mellish. Mellish y su prometida se han casado esta mañana y la ceremonia se ha celebrado en Manhatan. La novia vestía el tradicional vestido blanco igual que Mellish. Después han asistido al banquete y ambos están ahora preparados para  la consumación de su matrimonio. La concurrencia ha sido gigantesca y ahora para ofrecerles una descripción segundo a segundo, Howard Cossen. Adelante Howard.

Howard es el reportero que retransmite la consumación del matrimonio y lo hace como si un combate de boxeo se tratara. La película finaliza con una surrealista entrevista de los recién casados después de consumar el matrimonio. La intimidad es algo inexistente en esta escena y nos hace pensar en el clima totalmente diferente que se respira en el final de la Odisea, cuando Odiseo es puesto a prueba por su esposa. Esta prueba, definida como “el reto de la cama” es comparable (cuanto a su ironía) con la prueba de la cama de Allen.

Blog_Bananas4.6_LlitOdiseu

Los climas son totalmente diferentes, el intimismo de uno no tiene nada que ver con la espectacularidad del otro. Pero una vez más, aquella información que es íntima y personal (como sucede al inicio de la obra con la invocación a la musa) en la obra de Homero, se convierte en un espectáculo público en Bananas, gracias a la intervención de los medios de comunicación.

La conclusión es que la película de Woody Allen es una adaptación en clave satírica de la Odisea de Homero en la que, al mismo tiempo que desvirtúa el ideal heroico homérico, retrata las estrategias políticas de Estados Unidos en el contexto de las dictaduras sudamericanas del momento.

[1] Aquí se está parodiando abiertamente a Fidel Castro. En la obra de Homero, Odiseo se disfraza de mendigo.


Aquí acaba este ensayo sobre los paralelismos entre la película Bananas de Woody Allen y La Odisea de Homero.
Lee el capítulo anterior Análisis de la película 4.5 De la anexión a los rebeldes a la presidencia
Vuelve al Índice del ensayo

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *