12 oct.

Hollywood y la vampirización del mito (IV)

Anterior. Hollywood y la vampirización del mito (III)

Verdades y mentiras: personajes (mortales)

ACRISIO

En la película, Acrisio, rey de Argos, acusa a Dánae de manchar su honor y la arroja al mar junto al fruto de su pecado, Perseo. La verdad sea dicha, en el filme no queda claro porque Acrisio condena a Dánae.

Poseidón les salva por orden de Zeus, quien decide castigar a Acrisio por su crueldad. El Dios coge una figurilla de arcilla que representa a Acrisio y la aprieta hasta hacerla añicos. En Argos, Acrisio muere. Zeus dice a Poseidón que libere al Kraken y este destruye Argos.

En el mito clásico, a Acrisio le vaticinan que su nieto le destronará y encierra a su hija, Dánae, en una cámara subterránea de bronce con vigilantes que la custodian para que no sea concebida. Zeus la seduce en forma de lluvia dorada que se posa sobre su seno y de esa unión, nace Perseo. Acrisio, desconfiando de tal divina concepción, los arroja al mar en un cofre. Años después, Perseo quiere regresar a Argos con su madre y su esposa Andrómeda.

Acrisio se entera y huye a Larisa. Casualmente, en esta ciudad, se celebran unos juegos a los que Perseo se presenta como competidor. Lanza el disco, se levanta un viento huracanado y el proyectil mata casualmente a Acrisio –que está entre los asistentes-, cumpliéndose así la profecía. Encontramos una profecía similar en La vida es sueño de Calderón de la Barca, donde Segismundo, hijo del rey a quien vaticinan que su hijo le destronará, es encerrado en una torre. Finalmente acabará matando a su padre.

Conclusión: En primer lugar, Perseo –y no Zeus- mata a Acrisio. No hay venganza divina sino casualidades de la vida que representadas en la pantalla darían un matiz cómico al filme que se elude en favor de la sobria omnipotencia divina. En segundo lugar, Zeus no destruye Argos mediante ningún monstruo marino y ni siquiera el Kraken es un personaje de la mitología griega pero refuerza el sentimiento del poder de destrucción de Dios ya presente en Sodoma y Gomorra, por ejemplo. Un ejemplo clásico del castigo divino que solidifica una cultura del miedo en la que llevamos inmersos desde que el hombre es hombre.

DÁNAE

No se representa en la película el adulterio de Dánae ni se le da oportunidad de explicar lo sucedido. Simplemente, se la condena. Ni voz ni voto en la película para este trágico e inmaculado personaje femenino.

Dánae en griego significa “seco” en alusión al vientre que estaba destinado a no ser concebido. Supongo que es un poco embarazoso para Hollywood representar a Dios convertido en lluvia dorada cayendo sobre los senos de una bella mujer y materializar ese peculiar Espíritu Santo en la concepción del héroe Perseo. ¿Vende? Sí, mucho, pero no es cristianamente correcto.

PERSEO

En la historia de la mitología, Perseo crece en la isla de Sérifos después de ser rescatado del cofre junto a su madre por el pescador Dictis, hermano del tirano de la isla, Polidectes. Este se enamora de Dánae y para deshacerse de Perseo, le manda traer la cabeza de la Gorgona Medusa. Ante tal aventura, Hermes y Atenea deciden ayudar al héroe y le conducen a ver a las Grayas, hijas de Forcis, que tenían entre las tres un solo ojo y un solo diente.

Perseo se apodera del ojo y del diente y no se los devuelve hasta que le indican el camino a la mansión de las “ninfas” (las Náyades). Éstas le regalan unas sandalias aladas, un zurrón llamado kibisis y el casco de Hades, que volvía invisible a aquel que se lo pusiera. Hermes lo arma con una hoz de acero muy cortante. Cuando Perseo llega a la mansión de las Gorgonas las encuentra durmiendo.

Mientras Atenea sostiene un escudo de bronce a modo de espejo, Perseo corta la cabeza a Medusa. Volviendo de su viaje con la cabeza de Medusa, Perseo encuentra a Andrómeda atada a una roca y amenazada por un monstruo marino (más parecido a una ballena que a un calamar). Salva a la princesa petrificando al monstruo con la mirada de la Gorgona. En la imagen, el Perseo de Benvenuto Cellini, de 1554.

Conclusión: En la versión cinematográfica se altera la historia mitológica para ceñirla al cánon: chico conoce a chica, se enamora de ella, la salva del monstruo y se casan. En realidad, la historia es la siguiente: héroe bastardo, después de que su abuelo intente asesinarle, es alejado de su madre para que el tirano de la isla pueda forzarla cómodamente. Volviendo de cortar la cabeza a Medusa, Perseo encuentra a Andrómeda y la salva del monstruo. Como curiosidad, la historia de David y Goliat es heredera del mito de Perseo y la Gorgona. En la imagen, un David y Goliat de Caravaggio, de principios del siglo XVII.

ANDRÓMEDA

En la película, Andrómeda es secuestrada cada noche por el malvado Calibós y llevada al pantano donde el malvado habita entre una comunidad de tarados violentos. Le enseña un difícil acertijo que tiene que proponer a aquel que quiera casarse con ella. Perseo lo descifra y puede casarse con ella. En los esposales de Andrómeda y Perseo, Casiopea, madre de Andrómeda, la presenta como la más bella, incluso más que Tetis.

La diosa se enfada con Casiopea y condena a la ciudad de Jopa a ser destruida en treinta días por el Kraken a no ser que ofrezca a su hija Andrómeda como sacrificio. Andrómeda sale en busca de Medusa con Perseo y es salvada “in extremis” por el héroe. Se casan. (En la imagen Andrómeda y Perseo de Tiziano, 1556).

En realidad, nadie rapta a Andrómeda y ni siquiera Calibós existe en la mitología griega. Tampoco, claro está, Andrómeda acompaña a Perseo en sus aventuras. Sin embargo, encontramos en la historia de Andrómeda un interesante megamix: el rapto de Perséfone por Hades y el acertijo de la Esfinge en la historia de Edipo.

En la mitología clásica, Hades, dios de los infiernos, secuestra a Perséfone, hija de Deméter (diosa de la agricultura) y Zeus, que a su vez son hermanos. Deméter busca a su hija por todas partes y durante meses abandona los cultivos y los humanos mueren de hambre. Hades y Deméter acuden a Zeus para que imponga justicia y éste decide que Perséfone esté con Hades medio año y con Deméter el otro medio. De ahí explicaban los griegos las estaciones del año. En la imagen de la derecha, un detalle de la escultura en mármol de Carrara de Bernini que narra el rapto de Perséfone (o Proserpina en la mitología romana), de 1622.

Por lo que respecta al acertijo, ya en la historia de Edipo se nos cuenta que la Esfinge, con rostro de mujer, alas de ave y cuerpo de león, mataba a aquellos que no resolvían sus acertijos. Propone a Edipo un acertijo para llegar a la ciudad de Tebas: “¿Qué animal es de pequeño cuadrúpedo, de adulto camina con dos patas y de viejo con tres?”. Edipo acierta y la Esfinge se suicida.

CASIOPEA

En la película Casiopea ofrece a su hija a quien acierte un acertijo siempre cambiante. Perseo lo descifra y, cuando Casiopea está casando a Andrómeda con el héroe en el templo de Tetis, alude a su hija como la más bella, incluso más que Tetis. La diosa se enfada y pretende la destrucción de Jopa (Joppa es el nombre antiguo de Etiopía) si Andrómeda no es sacrificada al Kraken.

En la mitología clásica, Casiopea y Cefeo, que es omitido en la película, son los reyes de Etiopía y padres de Andrómeda. Casiopea se vanagloriaba de su propia belleza y decía de sí misma que era más bella que las Nereidas, entre las cuales contamos a Tetis y a quien se consideraba ninfas del mar: ayudaban a los marineros con problemas y cantaban con voz melodiosa. Son lo más parecido a las sirenas que hoy día conocemos pero sin cola de pez.

Las Nereidas, ofendidas por la soberbia de Casiopea, imploran a Poseidón un castigo y este envía a Ceto a destruir la ciudad. Cefeo consulta al oráculo de Amón y este le vaticina que su ciudad se salvará si sacrifica a su hija Andrómeda.  Lo más parecido a Ceto se representa en la imagen de la derecha, un gravado encontrado en un libro de astronomía del siglo XVII.

Como curiosidad comentar que el matrimonio entre Perseo y Andrómeda no fue inminente. Perseo pasaba por allí como quien no quería la cosa, encuentra a Andrómeda atada a una roca y le propone a su padre Cefeo salvarla a cambio de esposarla. Cefeo accede sabiendo que su hija está ya prometida a su tío Fineo. Cuando Perseo la salva, Cefeo y Fineo urden un complot en un banquete para matar a Perseo, pero este lo descubre y con la cabeza de Medusa, petrifica a todos los asistentes.

AMÓN

Es en la película un sabio anciano que vive en un anfiteatro en ruinas y que ayuda a Perseo a encontrar a Pegaso. En realidad, existió el oráculo egípcio de Amón en el oasis de Siwa, en la actual Libia. Incluso, en el año 331 aC, Alejandro Magno le consultó su descendencia divina.

Cuenta la mitología que Zeus soltó a dos águilas en direcciones opuestas. El punto donde se encontraron fue Delfos, donde marcaron una piedra, el onfalion, considerada el ombligo del mundo. Sobre esta piedra se erigió el oráculo de Delfos, dedicado a Apolo y el más famoso de toda Grecia. El oráculo era una respuesta que los dioses daban a los mortales a través de la Pitonisa (o Sibila), una mujer que sentada en un trípode, masticaba hojas de laurel.

No quedó constancia del sistema que usaban las pitonisas para interpretar los oráculos aunque es bien sabido que eran, a menudo, mensajes crípticos y ambiguos. En la Roma del siglo III y IV, con el auge del cristianismo, la ridiculización de los rituales paganos es una constante. Los romanos heredaron por ejemplo la comedia griega ática cuyo máximo representante es Aristófanes. CATARSIS TEATRO CLÁSICO GRECIA-ROMA Y CINE. Representación emociones vs rutinas y desgracias; satirización comportamientos vs consolidación actitudes propias: reafirmación.

La comedia griega se sitúa en Grecia y la comedia romana también. Erich Segal concluye que, mientras la comedia ateniense se ajustaba a las normas de su sociedad, la comedia romana podía crear un mundo patas arriba donde las cosas prohibidas están permitidas. La comedia plautina tiene un humor de carnaval, el de la suspensión de las normas de la vida normal. La comedia romana se representaba con ocasión de las fiestas y toda fiesta implica una suspensión de la normalidad cotidiana.

El trípode de la Pitonisa o Pitia se hallaba sobre una grieta muy profunda de la roca. Por esa grieta emanaban unos gases tóxicos que hacían que la mujer entrara rápidamente en un estado de embriaguez y desesperación con grandes tiritonas, es decir entraba en trance, desgreñada, y arrojando espuma por la boca. Además masticaba hojas de laurel, lo que ayudaba a alcanzar ese estado psicosomático.

Amón es el dios del Sol y Hollywood lo personifica en un personaje secundario que ayuda a Perseo en sus aventuras.

Siguiente. Hollywood y la vampirización del mito (V)

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *