11 Oct

Hollywood y la vampirización del mito (III)

Anterior. Hollywood y la vampirización del mito (II)

Verdades y mentiras: personajes (dioses)

LOS TITANES

Pertenecen a la primera generación divina de la mitología clásica griega. Son los doce hijos de Urano –el cielo- y Gea, –la Tierra-: seis hombres y seis mujeres. El más pequeño es Crono[1], que acaba cortándole los testículos[2] a su padre y tomando el poder.

Para no ser destronado por su propio hijo (como él había hecho), devora a todos sus hijos a medida que nacen. Rea, su esposa, esconde al menor de ellos, Zeus, y lo salva de ser devorado y da a Crono una piedra en su lugar. Zeus acabará destronando a Crono y creará la segunda generación divina en el Olimpo. En la imagen, Saturno devorando a un hijo, de Goya, 1823.

Furia de titanes (Clash of the Titans) es simplemente un título que vende. En la película el único Titán que sale es Tetis, tía de Zeus y madre de Aquiles, que ni siquiera vive en el Olimpo. Según Pierre Grimal: “La morada de Tetis suele situarse en el extremo occidental, más allá del país de las Hespérides, en la región donde cada atardecer el Sol termina su curso”.

EL ELENCO OLÍMPICO

Los doce olímpicos son: Zeus (Júpiter), Hera (Juno), Atenea (Minerva), Afrodita (Venus), Apolo (Febo), Ártemis (Diana), Hermes (Mercurio), Ares (Marte), Hefesto (Vulcano), Hestia (Vesta, que fue substituida por Dioniso, el Baco romano), Deméter (Ceres) y Poseidón (Neptuno). Entre paréntesis sus homólogos romanos.

De los doce magníficos del Olimpo, la película elude a Apolo, Artemisa, Hermes, Ares y Hestia (o a Dioniso).

ZEUS, Dios de todos los dioses. Derroca a su padre Crono e  inicia la Titanomaquia. Al vencer a los Titanes, hace del monte Olimpo su morada (léase el cielo de los cristianos). Es un vividor-follador en toda regla. Seduce diosas, ninfas y mortales y tiene innumerables hijos de éstas. Está casado con su hermana Hera. En el 432aC, el escultor griego Fidias, erige en Olimpia una escultura crisoelefantina[3] representando a Zeus. De esta hereda el cristianismo la iconografía del dios todopoderoso. A la derecha, una reproducción en mármol y bronce que se conserva en el Hermitage. Fue una de las siete maravillas del mundo antiguo. Zeus sostiene en su mano derecha una Niké, símbolo de victoria. No por casualidad, la marca deportiva Nike representa en su logotipo un ala simplificada.

Los atributos de Zeus son el cetro, el rayo, el toro, el águila y el roble.

En mitología griega, y referente a la película, Zeus poliniza a Dánae en forma de lluvia dorada, la salva del naufragio y se desentiende del asunto. Serán Hermes y Afrodita quien ayuden al héroe a vencer a la Medusa y es Poseidón quien manda al monstruo Ceto[4] (y no al Kraken) a destruir la ciudad etíope.

Conclusión: En la película Zeus actúa como un Dios misericordioso y todopoderoso, una mimetización del Dios cristiano, a quien hay que amar y temer. Protector, hace que los demás dioses ofrezcan regalos divinos a Perseo mientras imparte justicia castigando implacablemente a Acrisio por querer matar a Perseo y a Dánae. En cuanto a la tradición mitológica, Zeus es la causa de la desgracia de Dánae.

HERA, hermana y esposa de Zeus, diosa del matrimonio. Celosa de las aventuras de este, Hera es cruel y busca vengarse de las amantes de Zeus y de sus hijos bastardos. Los más famosos son quizás Hércules y Perseo. Hércules debe su nombre griego a la diosa. (Heracles, la gloria de Hera). Desde su nacimiento, Hera intenta matarlo continuamente sin éxito. Para convertirlo en inmortal, Hermes, acerca al bebé Hércules al seno de Hera mientras esta duerme. Aquel que es alimentado con leche materna de una diosa, se convierte en inmortal. Mientras se amamanta, Hera se despierta y aparta bruscamente al bebé de su seno. Un chorro de leche sale disparado y se forma la Vía Láctea (no es broma).  A la izquierda, la Vía Láctea de Rubens, 1637. Los atributos de Hera son la diadema y el cetro y sus animales el pavo real, el cuclillo y la vaca.

En la película, Hera regala un escudo a Perseo cuando en realidad es la diosa Atenea en persona quien sostiene el escudo mientras Perseo corta la cabeza de la Gorgona Medusa.

TETIS, la única titánide de la película, tía de Zeus. Que viva en el Olimpo es una invención hollywoodiense. En la mitología griega, Zeus está profundamente enamorado de ella pero sabe por el oráculo que si la concibe, el hijo de ambos le destronará. Es por ello que no intenta seducir a Tetis. Sin embargo, en la película, en un guiño a las múltiples conquistas de Zeus, el picha-brava del Olimpo, Tetis presume de haber evitado a Zeus convirtiéndose en un pulpo (otra invención de Hollywood). Sí que se acierta en la mención a otras metamorfosis como el toro que concibe a Europa,  el cisne que concibe a Leda y la lluvia dorada que concibe a Dánae.

ATENEA, diosa de la sabiduría (nace de la cabeza de Zeus cuando este engulle a Metis) y de la guerra. En la película tiene un papel secundario cuando, en la realidad mitológica, es quien ayuda a Perseo junto a Hermes. Sus atributos son el casco, la lanza y el escudo con la cabeza de la Gorgona. La lechuza y el olivo, símbolos de la ciudad de Atenas, se cuentan entre sus atributos. En la película, le regala a Perseo un casco que le hace invisible. Este casco fue, en realidad, un regalo de las ninfas. También Zeus (y también mentira) le ordena que regale su lechuza a Perseo para que lo ayude pero Atenea hace construir un búho mecánico a Hefesto, dios el fuego y de los volcanes. A la derecha, una reproducción de la escultura crisoelefantina de doce metros de Fidias (438 aC) que se alojaba en el Partenón.

AFRODITA es una excusa para un cameo de Ursula Andress en la película. Por orden de Zeus, regala a Perseo una espada que corta el mármol como si fuera mantequilla cuando, en realidad, esta espada también es un regalo de las ninfas. Es la Venus romana, diosa del amor.

HEFESTO aparece en la película de refilón y crea a Bubo, un búho mecánico inexistente en la mitología clásica. Se representa desaliñado y cojo, siempre en su fragua. Hay varias explicaciones de su cojera.  En la Ilíada Hefesto salió en defensa de su madre, Hera, cuando ésta discutía con Zeus sobre Heracles. Zeus lo arrojó del Olimpo y cayó maltrecho y cojo para siempre en la isla de Lemnos. También en la Ilíada se dice que Hera se avergonzaba de él porqué nació cojo y por eso lo despeñó desde el Olimpio. En la imagen, La fragua de Vulcano de Velázquez, 1630.

POSEIDÓN, dios del mar. En la película salva a Dánae y a Perseo y libera al Kraken dos veces tocando una corneta bajo el mar y abriendo una gigantesca verja en el confín de los océanos. En realidad el monstruo enviado por los dioses es Ceto, madre de las Gorgonas, una especie de ballena.

[1] Saturno en la mitología romana

[2] Crono arroja los testículos de Urano al mar y de su espuma nace Afrodita, diosa del amor  y Venus romana

[3] De mármol y oro

[4] Información ampliada sobre Ceto en la página

Siguiente. Hollywood y la vampirización del mito (IV)

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *