25 jul.

Del “cuentista” al Storyteller (III) Nuevas perspectivas

A lo largo de la historia todas las culturas han creado su visión del mundo y se han tejido narraciones que avalan estas visiones. Todas las culturas han tenido sus “cuentistas”. Si antiguamente cobraban por explicar historias y por eso exageraban y acabaron siendo desacreditados, hoy día, trabajan en guiones cinematográficos, en el mundo del periodismo, del diseño, de la comunicación y el márketing. Y son las personas a quien más se les reconoce el talento, no embaucadores, aunque de todo siempre hay en la viña del Señor.

3.1. Mutaciones laborales
También pasaba con los actores cuando nació el cine. Actuar de verdad era ser parte del mundo de la farándula y no de los platós cinematográficos donde el actor no tenía público delante. Los actores de cine empezaron siendo la sombra de los del teatro. Cien años después…¡cómo ha cambiando el cuento! 
http://www.michielgaasterland.com
/content-marketing/what-is-content-curation
-and-how-it%E2%80%99s-
useful-to-you-and-your-network/


En esencia, pues, cambiamos el nombres de las cosas y las apreciamos más o menos en función de una época u otra, pero, al fin y al cabo, repetimos conductas generación tras generación.  

Hoy día aún leemos y miramos películas donde los héroes y las heroínas nos hacen pasar penurias y alegrías. Los narradores de historias están también en los periódicos y hablan de cosas serias. O no.

3.2. La importancia del buen contenido: nuevas oportunidades laborales

Se apunta al 2013 como el año que consolida Internet y las redes sociales y, al 2014, como el año del contenido de calidad. Los hábitos cambian y los contenidos cobran una relevancia sin precedentes. 

Todo apunta a un cambio hacia la profesionalizacion del márketing de contenidos. Y como si fuera “la maldición de la momia”, se augura que aquellas empresas que quieran automatizar contenido, fracasarán. Por eso, hay empresas que se reestructuran e incorporan directores de contenido en sus departamentos de márketing y comunicación. En inglés le llaman “Content Curator“.
En estos últimos años muchas personas han cambiado de hábito laboral: muchos trabajan des de donde quieren o pueden, redactando contenidos para una página web o teniendo cura de ella. Nunca había habido tanta información disponible y ya hace días que se habla de infoxicación, de sobreinformación o sobrecarga informativa. Ya no hablamos, pues, en términos de cantidad si no de calidad, porque la oferta es tantísima y tan apabullante que puede llegar a ser nociva y contraproducente. Se hace necesario, más que nunca, desarrollar el sentido del pensamiento crítico.
 

3.3. Diseño y contenido


Lo que hoy prima son el diseño y el buen contenido. Una cosa es la información y la otra la presentación que se hace de ella. 

Además de decir cosas que puedan resultar interesantes, frescas u originales, se tiene que tener en cuenta la redacción del contenido y su fluidez, la usabilidad, la experiencia de usuario, etc. tal y como hacían los aedos acompañando sus cantos con la lira: el diseño es el instrumento y la melodía y el contenido, las notas.

Que hay más bonito que componer una música que conmueve, que nos hace bailar o llorar o, simplemente, nos alegra el día. Si la composición no es melódica, hoy, haces un clic y te vas.
El buen contenido, pues, está de moda. Si hasta Facebook ha cambiado su algoritmo para fomentar los contenidos de calidad. Gestionar contenidos de calidad debe estar muy rebién y parece ser que obre nuevas oportunidades laborales pero el contenido hay que crearlo y cada vez se diversifica más la oferta: redactores por contenidos destinados a lectores gays o redactores de recetas culinarias, etc. Parece, pues, que el contenido será el rey pero no nos podemos olvidar del diseño. Aquí, por ejemplo, el diseñador Sebastian Deterding nos explica lo que el diseño dice de nosotros.
 

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *